Monday, May 22, 2006

El mar

El viernes muy temprano nos fuimos a Mar de las Pampas; nunca habíamos ido en invierno, pero es un lugar que nos encanta :)
Tiene mucho bosque, la playa es inmensa y es muy tranquilo, ideal para descansar.



Pasabamos las mañanas mirando el mar, los chicos corriendo felices y juntando caracolitos y berberechos :); fascinados porque encontraron un "cristal", que resultó ser un pedazo de plástico blanco, pero para ellos, igual fue su tesoro :)



Por supuesto, yo aproveché para tejer un rato :)

Por suerte había llevado parte de mi "ajuar tejido", como dice mi marido :), porque hacía 1 grado!!! brrr. Pero no hubo viento, así que no se sentía tanto...

Luego comíamos y nos íbamos al bosque de picnic y a "explorar" y juntar piñas.
Una noche los nenes y el papá prendieron el hogar y comimos junto al fuego:)
La verdad es que la pasamos genial y nos dieron ganas de hacernos otra escapada antes de la primavera...

8 comments:

Verónica said...

me encanta el mar!!!
que estupendo

liuia drusilla said...

Las fotos son preciosas :). Lo tenéis que haber pasado genial.
Qué bien, tomar la cena junto al fuego, calentitos y en familia :).
Oooh, yo quiero irme otra vez de vacaciones, buuuaaaa ;).

Agulhas Mágicas said...

Gaby,

Que paseo más lindo! me encanta el frio, aconchego de una chimenea...Vivo en la playa,pero hace mucho calor.

besos desde BRASIL
www.agulhasmagicas.blogspot.com

Titina said...

Gaby,

El hermoso Mar de las Pampas, yo fui en 2 oportunidades, pero de pasada, la 1° fue hace 18 años y la 2° hace 10 años, y ya era hermos, ahora de estar mucho más.

Besos, Titina

Pau said...

qué bueno Gaby! qué ganas que dan de salir de la ciudad un poco!

maluena said...

Que envidia me das! Nada más lindo que ir a la playa con frío, es como nostálgio y reparador a la vez.. no?

Gaby said...

Gracias chicas por los comentarios! :)
La verdad es que descansamos y disfrutamos tambien; sobre todo mi marido, que no soporta la ciudad... A él le gusta quedarse recostado mirando el mar, o el bosque. Igual, los chicos no lo dejaron mucho, porque siempre querían jugar con él :)

alejandra said...

Qué bueno Mar de las Pampas, tengo recuerdos muy lindos, antes que naciera Martín estábamos en Gesell, pero como había tanta gente nos íbamos al "Soleado" de Mar de las Pampas, te estoy hablando de hace 7 años, es hermoso!!! Qué buena escapada!!!
Ale.